Independiente Atletic Club

FUTBOL IAC: FIN DEL SUEÑO - 07/10/2018

FUTBOL IAC: FIN DEL SUEÑO - 07/10/2018

Independiente volvió a empatar 1 a 1 con Arteaga como visitante y, por la ventaja deportiva, quedó eliminado del Clausura. Por otro lado, la Reserva logró una victoria por la mínima y avanza en pos de evitar la Finalísima. El dato: debutó José Canelo

La tarde era calurosa como pocas en lo que va del año. El sol intenso hacía que las banderas se colocaran a la altura de la cabeza en el alambrado, para tratar de frenar un poco la influencia de febo. El partido de ida demostró que, si bien era difícil, no era imposible superar al rival de turno y se podía hacerlo en su propia casa.


En primera instancia, los chicos de la Reserva entraron al campo de juego del 20 de Agosto para tratar de abrochar su clasificación. De movida, el árbitro Facundo Fogliatti mostró signos de lo que iba a ser una mala tarde, sancionando una falta en favor de Arteaga que debía favorecer a Independiente.


La primera parte mostró mucho de lo que se vio en el Coloso; un Independiente llevando el peso y la responsabilidad del partido, ante un conjunto que intentó resguardarse en su propio campo y luego ser prolijo al momento de recuperar, quizá, con un poco más de ímpetu al estar abajo en el marcador debido a la ventaja deportiva y al ser el dueño de casa.


De todas maneras, al Coreano le faltaba conexión y precisión en el último pase, por eso las llegadas fueron de media distancia en el inicio, en donde Nahuel Pérez y Ramiro Vassallo probaron al arquero Victorio Ciucci sin mayor suerte. El destacado en los 45 minutos iniciales fue el debutante José Canelo, al 10 se lo vio picante, participativo, buscando entrar en contacto con la pelota permanentemente y tratando de llevar tranquilidad a sus compañeros.


Juan Ignacio Menna tuvo una clara oportunidad dentro del área con un remate que le salió adonde estaba ubicado Ciucci, mientras que la mejor jugada del primer tiempo la inició Canelo con un centro, Pedro Camillozzi la dejó pasar para Vassallo que remató desviado y se perdió el primer tanto. La nota mala del primer tiempo, la lesión de Ariel Aguirre, que fue muy bien reemplazado por Agustín Vicente.


En el complemento, el local mejoró con el ingreso de Luca Mansilla. Similar a lo que fue Independiente, el Negro probó de media distancia a través del propio Mansilla, en otra ocasión lo hizo Stéfano Paolorossi y, más tarde, Álvaro Vidoret lo tuvo para el local pero Joaquín Russo salvó sobre la línea.


Tras ese sofocón, Independiente pudo resurgir e intentar volcando el juego hacia la derecha, con muchas intervenciones de Pérez y Vicente, sumadas a las participaciones del ingresado Leonel Córdoba, que contó con dos opciones claras que no logró concretar. De todas maneras, las cosas estaban complicadas para el albinegro ya que Vidoret vio la roja por una agresión contra Pérez.


Llegando al final, Menna probó de media distancia, Ciucci tapó, dio rebote, ese rebote lo tomó Canelo y al volante lo derribaron dentro del área, por lo que Fogliatti pitó penal. De la ejecución se encargó el capitán Cristian Plenkovich, que cambió penal por gol y marcó la única diferencia de una serie pareja, pero en la que sin dudas el Coreano mereció más porque propuso más. Ahora, en semifinales, será turno de enfrentar a 9 de Julio.


Los pibes prepararon el terreno para disfrutar de lo que sería el duelo en Primera. Una gran cantidad de parcialidad visitante acompañó al equipo, la hinchada viajó en el colectivo a alentar al Coreano y los papelitos, el humo y los fuegos de artificio adornaron el ingreso del equipo de Sergio Salcedo, que lo tuvo a Guido Pagella entre los titulares debido a la baja de Eliecer D’amelio por la expulsión de la ida. El resto, todo igual.


En Arteaga Blás Tapparello volvió a decir ausente, por lo que Juan Pablo Cimini ocupó un lugar en el ataque, Luciano Insaurralde estuvo como volante interior por la derecha y Gonzalo Gauna suplantó a Leonel Peralta, que había llegado a la quinta amarilla. Los demás futbolistas fueron los mismos que jugaron en la ida.


La primera parte ofreció muy poco, el local salió a presionar en la salida visitante en los primeros minutos, más luego le cedió el terreno y la iniciativa a un Tricolor vestido de dorado, que intentaba progresar por la izquierda con las subidas de Luis Anchaval y sus combinaciones con Orlando Caruso, intentando Pagella también ser parte del circuito de juego.


Caruso ya había avisado con un tiro libre que desde un ángulo cerrado picó y dio en el poste, y por extensos minutos esa fue la única situación destacable. A Arteaga le costaba generar, aunque el Negro buscaba recuperar rápido y contragolpear, estando atento a cualquier error en la mitad del terreno. Iván Capelli probó con un remate cerca de la primer media hora de juego, remate en el que Lautaro Arzuaga dio rebote y que Carlos Siaira aprovechó para convertir, aunque la jugada fue invalidada por el juez Luciano Contreras a instancias del asistente por posición adelantada.


La más clara la tuvo Alfredo Russo de cabeza, tras un tiro libre de Caruso. El volante conectó un muy buen testazo que hubiese sido el 1 a 0 de no ser por una gran volada de Bruno Lastra que la mandó al tiro de esquina. Un intento de media distancia de Cimini para el Negro fue otra de las situaciones de un primer tiempo discreto.


En la segunda parte Independiente volvió a comenzar siendo el que llevaba las riendas del partido y la obligación de ganar debido a la ventaja deportiva en su contra. A los 13 minutos, Caruso mandó un tiro de esquina al primer palo que se encontró con el anticipo goleado de Alberto Marino.

EL Beto volvía a facturar ante el Negro y adelantaba a la visita.

Los minutos transcurrieron e Independiente se hizo fuerte en el fondo, ajustando las marcas sobre Siaira, Capelli (gran tarea de Facundo Luque en este sentido), Cimini y Santiago Raymonda que buscaba generar juego en el medio. Al Negro se lo notaba caído y falto de ideas, a la vez que Independiente buscaba le segundo a través de alguna contra de Caruso, de las corridas de Marino y los intentos de Federico Pallaro.


El partido estaba controlado, hasta que llegó un pelotazo largo que superó las espaldas de la defensa Coreana. Ante la indecisión de rechazar la pelota, los centrales cubrieron la posición buscando que Arzuaga la rechace de frente, pero el intento de Matu quedó corto y se la cedió a Cimini, quien lo tomó mal parado y desde afuera del área convirtió el empate.


Con la igualdad, el local creció y pudo dedicarse a cuidar la pelota y consumir los minutos. Los cambios no dieron resultado en un Independiente que se desmoralizó tras el empate. A pesar de los intentos, los de Salcedo no pudieron generar ninguna clara, excepto una patriada de Daniel Alarcón que la llevó desde el área  propia, combinó con Caruso y luego llegó muy forzado a una definición que se fue desviada.


Terminó el partido, la desazón y la desilusión invadieron a los hinchas Coreanos, que se ilusionaban con dar la vuelta olímpica en el año del centenario. El equipo terminó quedando eliminado sin perder, en una serie en la que los detalles fueron fundamentales y en donde Arteaga supo explotar los errores defensivos en ambos partidos.


De todas maneras, los futbolistas estuvieron a la altura y recibieron los aplausos de los hinchas. Salcedo finalizó su participación en esta temporada sin haber perdido un solo partido desde su asunción. Ahora será tiempo de digerir el trago amargo, bajar los decibeles y tratar de analizar lo que se hizo bien y lo que hay que corregir de cara a la próxima temporada.


Ahora debemos estar todos unidos, alentar a los chicos de Reserva hasta el final y seguir apoyando a los pibes de Inferiores que todavía siguen compitiendo en este 2018.







Enviar por mail